Bodys Plus Size

Lingerie Plus Size

¡Imagina! ¡Esta es tu gran noche!

Justamente cuando te vestiste precipitadamente con ese coordinado mata pasiones que la abuela te regaló!

Sin duda lograrás sorprender a tu pareja cuando debajo de ese despampanante vestido aparezca ese body. Pero… ¡Quién te iba a decir que esta noche era de fuegos artificiales? El body dentro de la lencería siempre se ha considerado como una de las armas de seducción más eficaces. Los hombres babean ante un body que haga ver nuestro cuerpo sencillamente sensual. O al menos es lo que afirman los conocimientos populares de los que todas hemos aprendido, y que en ocasiones nos ha desviado tanto el auténtico camino de la sabiduría.

Ya las mujeres no tenemos más opción que complacernos. Porque, en realidad, los bodys también nos seducen a nosotras. Mujeres se rinden al encanto de las más atrevidas prendas ntimas.

No cabe duda, nada tiene que ver la ropa que vistes rutinariamente con la ropa que usas para las noches de pasión. En el primer caso lo importante es la comodidad; en el segundo la seducción. Según las texturas: hay quien afirma de manera rotunda que el algodón es anti sexy. Pero no te engañes, el algodón también tiene sus encantos. Hay quien puede encenderse inmediatamente ante un cándido e inocente coordinado de algodón. El raso y el satín son materiales de los más elogiados por su capacidad de seducción. Pero si se tuviera que escoger una textura universalmente arrebatadora, esta sería el encaje.

¡Cuál es la prenda más sexy? Un body pegadito, una pequeña tanga, un brassier sugerente, un liguero sujeto a unas insinuantes medias… los gustos determinan cuál es la ropa con mayor encanto. La gama es inmensa tú sólo tienes que escoger, probar y elegir aquello que realmente te favorece.

Elegir el color es cuestión de gustos. Desde hace un buen tiempo se declaró al rojo y negro como los tonos fetiches de la pasión y sexo. Pero no existen juicios firmes. Puedes optar por tonos brillantes que han invadido la moda como los rosas, verdes, azules, lilas naranjas… o bien recurrir a los clásicos: blancos, negro, rojo, beige… o simplemente puedes reservar un tono para cada día.

La ropa puede tener su encanto pero, en realidad, la gracia la pones tú. Los detalles que adornan las prendas multiplican el efecto seductor y acompañado con una música envolvente y movimientos sensuales. Si quieres puedes aprender de las grandes maestras del strip tease aunque a lo mejor es que improvises al ritmo de la música.

Aunque te parezca extraño pero el éxito de una noche de pirotecnia radica en la naturalidad con que te manejes. Seguramente no es algo que hagas a diario, pero obsequiar a tu pareja con un sensual baile mientras te desnudas, llenará de placer a ambos. Para obtener resultados espectaculares debes sentirte cómoda y relajada. Déjate llevar por el momento y no se te ocurra pensar en lo que él debe estar pensando. Lo único y verdaderamente importante es que la estás pasando divinamente.

La Lencería... Una Fina Arma de Seducción

¡No te lo puedes creer! ¡Parece que esta noche vas a triunfar! ¡Justo hoy que te has vestido precipitadamente con ese conjunto interior tan poco sugerente que te regaló la abuelita para tu santo! Sin duda este chico va a quedar tristemente impresionado cuando debajo de tu imponente vestido aparezca ese conjuntillo de algodón raído. Pero... ¿quién te iba a decir a ti hoy era noche de fuegos artificiales?

La lencería se ha considerado desde siempre como una de las armas de seducción más eficaces. Los hombres se pirran por la lencería fina. O al menos eso es lo que afirma esos conocimientos populares de los que todas hemos aprendido (y que en ocasiones nos ha desviado tanto del auténtico camino de la sabiduría). Y nosotras no podemos hacer más que complacernos. Porque, en realidad, la lencería también nos seduce a nosotras. Ellas y ellos se rinden al encanto de las más sofisticadas prendas interiores.

Bodys con Encanto

Sin duda, nada tiene que ver la ropa que vistes rutinariamente con la ropa que usas para las noches de placer mayúsculo. En el primer caso prima la comodidad; en el segundo, la seducción.

Según el tejido: Hay quien afirma rotundamente que el algodón es un auténtico freno para la pasión. Pero no te engañes: el algodón también tiene sus encantos. Hay quien puede encenderse inmediatamente ante un cándido e inmaculado dos piezas de algodón. El raso y el satín son otros de los materiales más elogiados por su capacidad de seducción. Pero si se tuviera que escoger un tejido universalmente sexy, éste sería en encaje.

Según la forma: Tampoco en este sentido hay unanimidad. ¿Cuál es la prenda más sexy? Un cubriente body, un minúsculo tanga, un sujetador sugerente, un liguero sujeto con unas insinuantes medias... los gustos

Pasa a la Columna Siguiente...