Tendencias Plus Size Vintage

Lingerie Plus Size

Lo retro vuelve. Y parece que no pasa de moda, pues goza de una creciente legión de fanáticas que se sienten atraídas por su colorido y originalidad.

Es el caso de la tendencia vintage plus size, que rescata lo “old-fashioned” para convertirlo en algo clásico y de gran calidad.

La moda vintage nació hace algunos años y ha venido consolidándose con gran éxito, debido a la personalidad de sus prendas y los costos accesibles. Pero no es solo cuestión de usar ropa antigua. Su carácter reside en acondicionarla y agregar nuevos detalles, mezclando las tendencias de los años 20’s, 30’s, 40’s, 50’s, 60’s, 70’s, 80’s y 90’s con las actuales, para crear un estilo completamente nuevo e híbrido.

Una de las cosas que más valoran las compradoras es que ninguna de las prendas vintage se repite, pues su reciclaje se hace en casa, transformándose en todo un ícono de la originalidad. Tal es su impacto que marcas importantes como Prada y Channel ofrecen productos de sus colecciones antiguas adaptadas a las exigencias de la actualidad. E inclusive hasta sitios de internet como Yoox o Secret in Lace, ofrecen su venta.
Si has encontrado alguna prenda antigua que estás a punto de desechar porque crees que está pasada de época, mejor consérvala y transfórmala añadiéndole aplicaciones contemporáneas. Lo importante es que tenga tu toque personal y derroche mucha elegancia, ya que eso valoriza aún más tu trabajo. Quién sabe, podrías convertirte en toda una diseñadora vintage plus y tener tu propia boutique sin gastar mucho dinero.

Moda Vintage: Una Tendencia que Sigue en Auge

Vintage es una palabra que se utiliza para definir algo pasado de moda pero que ahora se considera clásico y de gran calidad.

En la moda, es una tendencia que comenzó hace unos años y sigue creciendo, por dos factores fundamentales. Primero, estas prendas tienen gran personalidad, y por otro lado, los precios suelen ser muy convenientes.

No se trata de usar ropa antigua simplemente, sino de aprovechar de ella todo lo que se puede y reacondicionarla, cambiarle detalles, o combinarla con otros estilos más actuales, y de esta manera lograr un look verdaderamente interesante.

Actualmente, muchas tiendas se dedican al vintage. Incluso hay Webs que ofrecen estas prendas por Internet.

Pero también hay muchísimas personas que prefieren buscar prendas de gran calidad y estilo en tiendas de ropa usada, a precios muy convenientes, y luego, el reciclaje se hace en casa, lo que hace a esta tendencia más que atrayente para muchas mujeres plus.

La moda vintage está marcando pauta en la actualidad, bien sea que consigas este tipo de vestuario en el closet de algún familiar o amiga, o decidas comprar algunas prendas de este estilo, conseguir este look no es tan difícil como parece. Por eso mismo te mostramos vestidos vintage para que te vayas inspirando.

Lo ideal es acompañar esta clase de vestidos con tacones altos, y si te atreves, con accesorios en el cabello como tocados o sombreros pequeños, te darán ese look de antaño tan buscado en estos días. Inspírate con los siguientes modelos y comienza a buscar tus vestidos vintage, para que estés a la moda de una manera diferente.

Vintage, la Moda de Siempre

Una mujer que realmente se considera “a la moda” no es la típica consumista de revistas, ni quien ve todas las colecciones de cada temporada. Es aquella que, además de estar al pendiente de los creadores de tendencia, nunca olvida a los clásicos.

El Vintage es un recuerdo para vestir, se trata de hacer un homenaje a Coco Chanel, Yves Saint Laurent o Emilio Pucci, reviviendo sus clásicos con un accesorio o una leve modificación que los renueva. Este estilo trata de recuperar prendas usadas desde los años 20's hasta los 90's (más antiguas sería casi imposible encontrarlas), para adaptarlas al guardarropa cotidiano. No se trata de usar ropa de segunda mano, sino de encontrar tesoros de la moda para presumirlos frente a las miradas ajenas.

Las celebridades que usan este estilo de vestir en pasarelas o eventos de alfombra roja normalmente tienen asegurado un lugar entre los mejores vestidos ya que lo más probable es que sea una prenda a la que nadie más pudo acceder.

Estilos de Vintage

Podemos encontrar tres grandes bloques entre el Vintage: el estilo actor-actriz de cine clásico, que se aplica más para las mujeres, el bohemio, que evoca a los tiempos gitanos o hippies, y el rebelde rockero.

En el look del cine clásico se puede tomar como inspiración a los ídolos de la época como: Greta Garbo, Marlene Dietrich o Audrey Hepburn, y usar vestidos vaporosos que marcan la cintura y exaltan la cadera complementados con joyas ostentosas.

El estilo bohemio es más relajado, se usan prendas holgadas en tonos llamativos y estampados naturales, para complementarlas, lo mejor es optar por accesorios naturales, pueden ser collares de piedras preciosas sin pulir, caracoles engarzados o incluso semillas con formas estéticas.

Lucir como rockero(a), no es nada complicado, lo más práctico es optar por una chamarra de piel para cubrir una camiseta básica de color blanco, jeans y botas industriales o tacones de más de 12 centímetros. Se pueden tomar como referencia las imágenes de James Dean o Elvis Presley.

Con estas referencias ahora solo tienes que escudriñar en el guarda ropa de tus padres y abuelos o salir a explorar los bazares, teniendo siempre en cuenta que el éxito de este estilo se basa en el buen gusto personal.

Estilo Vintage

Vuelve el estilo sepia adaptado al nuevo milenio. Una de las tendencias de la temporada es la moda vintage combinada con un toque de modernidad.

No es cuestión de rescatar un batón del placard de la abuela, ese que te recuerda tu infancia: botones forrados, cinturón y estampado marrón con flores amarillo patito. Aunque, de hecho, lo nuevo en la moda es llevar lo viejo.

Casi una paradoja: en el imperio donde reina la novedad, se privilegia lo antiguo. Casi. Porque la novedad es rescatar viejas prendas de otras décadas y combinarlas con nuevas tendencias con el fin de crear un look distinto y, al fin y al cabo, nuevo.

Casas de indumentaria internacionales y una gran parte de los diseñadores independientes han adoptado la práctica de reciclar prendas para transformarlas en productos apetecibles para un público con ansias de novedad. Firmas internacionales, como Prada o Channel, han reeditado diseños históricos asegurando no se trata de copias, sino de modelos originales.

Pasa a la Columna Siguiente...